top of page

¿Más sabio o más inteligente?

Durante el comienzo de mi adolescencia me comencé a inquietar cada vez más con ser una persona con mucho conocimiento, inteligencia y por supuesto sabiduría, creí que si estudiaba mucho de muchos temas iba a lograr llegar a ser una persona sabia.


Conforme iba creciendo, como todo joven busqué la aceptación del mundo y creía que me estaba volviendo cada vez más sabio porque vivía bajo el pensamiento de “yo sé mucho más que el resto”, y en realidad sin darme cuenta, me estaba convirtiendo en una persona egocéntrica, vivía bajo mi nube de “sabiduría”, cuando en realidad solo me estaba convirtiendo en una persona con conocimiento, hasta que llegó el punto que entendí que es la sabiduría y que tengo que hacer yo para ser sabio.


El principio de la sabiduría es el temor al Señor. Quienes practican esto adquieren entendimiento y alaban al Señor toda su vida - Salmo 111:10.


Después de ese momento mi vida dió un giro 180 grados y comprendí que yo nunca me iba a volver una persona con sabiduría a menos de que Dios quisiera que yo la tuviera, ahí fue cuando comencé a orar por sabiduría y fue que entendí que Dios no me iba a ser sabio, sino que me iba a colocar en situación en donde yo tuviera que accionar y reaccionar con sabiduría.


Mi modelo a seguir bíblico es el Rey Salomón, quien Dios se le apareció en un sueño y le dijo “Pídeme lo que quieras que yo te dé” - 1 Reyes 3:5. ¿Qué sin fin de cosas se le ocurrirían si Dios le hiciera esa pregunta? Salomón amaba a Dios y comprendía todo lo que hizo por su padre David, por lo que él pidió sabiduría para lograr gobernar a Israel.


10 Al Señor le agradó que Salomón pidiera sabiduría. 11 Así que le respondió:


—Como pediste sabiduría para gobernar a mi pueblo con justicia y no has pedido una larga vida, ni riqueza, ni la muerte de tus enemigos, 12 ¡te concederé lo que me has pedido! Te daré un corazón sabio y comprensivo, como nadie nunca ha tenido ni jamás tendrá. - 1 Reyes 3:10 – 12.


Después de eso Salomón se comienza a topar con muchas situaciones donde debe de accionar y reaccionar con sabiduría y se convirtió en la persona más sabia que ha existido.


Todo tiene su tiempo, hoy en día me veo como una persona temerosa de Dios y no como una persona sabia, porque el enfoque no está en que la gente me vea como una persona sabia, sino ser una persona que pone su enfoque en Dios y Él me da la sabiduría que yo necesito para lograr que cada situación se haga conforma a la voluntad que Él quiere.

¿Y vos está siendo sabio o inteligente?

7 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Guest
Jun 27, 2023
Rated 5 out of 5 stars.

La sabiduría proviene de Dios. El nos la da.

Like
bottom of page